Go to Top

Utilizando sonido para caracterizar y mejorar el proceso de flotación

Por: Willy Kracht, AMTC Universidad de Chile

willyHace ya algunos años se está prestando atención al efecto que tiene el aire, o más específicamente, la dispersión de aire en flotación. La dispersión de aire, entendida como la forma en que se rompe el aire en pequeñas burbujas, tiene un efecto importante en el rendimiento del proceso de flotación; tanto así, que a la fecha hay varios modelos de proceso que consideran variables como el flujo de aire, fracción volumétrica de gas, o tamaño de burbuja en la zona de colección.

Si bien medir flujo o fracción volumétrica de aire en flotación es relativamente sencillo, no ocurre lo mismo con el tamaño de burbuja en la zona de colección. Actualmente la técnica disponible para medir esta variable se basa en análisis de imágenes.

En resumen, la método consiste en muestrear burbujas desde la zona colección (debajo de la espuma) y llevarlas a una cámara de visualización con agua y sin partículas, donde son fotografiadas para luego ser analizadas mediante técnicas de análisis de imágenes. Si bien la técnica es bastante precisa, tiene la desventaja de requerir la presencia de un técnico entrenado que opere el equipo de manera permanente, razón por la cual no se ha incorporado hasta ahora la variable tamaño de burbuja en ningún lazo de control del proceso de flotación.

Conscientes de la importancia del tamaño de burbuja en flotación, en el Advanced Mining Technology Center, AMTC, de la Universidad de Chile, desarrollamos una técnica revolucionaria para medir tamaño de burbuja en celdas de flotación. La técnica permite determinar este parámetro a partir de la respuesta acústica de las burbujas al ser sometidas a una combinación de frecuencias de sonido.

Las burbujas responden con una frecuencia e intensidad a partir de las cuales se puede determinar el diámetro característico de la distribución. Las ventajas de esta técnica son que el tamaño de burbuja se puede medir de manera continua y automática, esto es, sin la presencia de un técnico que opere el sensor, por lo tanto se puede incorporar en lazos de control sin mayor dificultad.

Nuestra intención ahora es utilizar el sensor acústico de tamaño de burbuja para, en conjunto con las técnicas de caracterización de espuma, implementar un lazo de control de adición de reactivo espumante que permita tener parámetros óptimos tanto en la zona de colección como en la espuma. Esta aplicación permitirá incorporar un grado de libertad adicional en el control y optimización del proceso de flotación.

Publicado en http://www.portalminero.com/pages/viewpage.action?pageId=94315569



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *