Go to Top

Investigador del AMTC lidera trabajo en estación reconocida por la OMM

Recientemente la Organización Meteorológica Mundial (OMM), portavoz autorizado de Naciones Unidas en temas climáticos e hídricos, seleccionó a la Estación Nivométrica Valle Nevado como uno de los 36 lugares en el mundo para la observación e investigación de la criósfera (lugares de la Tierra donde el agua se encuentra en estado sólido). La estación es operada por el Departamento de Ingeniería Civil (DIC) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile y quien lidera los trabajos en el lugar es James McPhee, investigador asociado académico del AMTC y doctor en Ingeniería de Recursos Hídricos de la Universidad de California.

La estación, ubicada cerca del centro de esquí Valle Nevado, recoge datos sobre propiedades de la nieve tales como densidad, altura y porcentaje de radiación reflejada por su superficie, entre otros, y será parte de la red CryoNet, compuesta por 36 instalaciones instrumentales en todo el mundo. Esta red  conforma una comunidad de investigadores que comparten experiencias, conocimientos y prácticas sobre la investigación de la nieve. El nombramiento de la OMM permitirá uniformar los protocolos de levantamiento de datos y así estudiar en un contexto global las mediciones obtenidas en Valle Nevado.

Además, su importancia radica en que cada vez se hace más necesario estudiar el comportamiento de la nieve que alimenta ríos y lagos, en especial en un contexto de cambio climático. Con los trabajos hechos en estaciones como la de Valle Nevado se podrá pronosticar, por ejemplo, cuánta agua traerá el caudal de un río una vez que se derritan las nieves que lo alimentan, lo que a la larga puede incidir en el diseño de políticas públicas y decisiones en cuanto al uso de los recursos hídricos.

Los primeros datos arrojados por la estación ya están generando artículos científicos. Está planificado que los próximos pasos de la investigación en el lugar sean la combinación de los datos con un modelo matemático de predicción y luego integrar esos datos con los obtenidos en otras latitudes de Chile y en el resto del mundo.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *