Go to Top

Centro de Extensionismo Tecnológico invita a estimular la competitividad mediante soluciones innovadoras

Este miércoles 11 de agosto se realizó en dependencias de la Universidad de Chile el lanzamiento del Centro de Extensionismo Tecnológico para Empresas Proveedoras de la Minería (CET), iniciativa impulsada por la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA). El evento tuvo lugar en el auditorio Enrique d’Etigny Lyon de la facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

lanzamiento-cet-2

Dr. Willy Kracht, Subdirector del AMTC.

El CET nace como respuesta a la pérdida de competitividad de la minería chilena en el contexto mundial y a la necesidad de que sean las soluciones tecnológicas innovadoras, impulsadas por los proveedores del sector, las llamadas a bajar los costos de la actividad minera y así aumentar su relevancia en los mercados internacionales. Para esto, el CET busca beneficiar durante tres años de desarrollo a un total de 650 pequeñas y medianas empresas proveedoras de todo el país, impactando principalmente a las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins, donde se concentra el 80% de este tipo de empresas.

Dr. Felipe Álvarez, Vicedecano de la FCFM.

Dr. Felipe Álvarez, Vicedecano de la FCFM.

Este centro fue creado por la AIA en asociación con el Advanced Mining Technology Center (AMTC) de la Universidad de Chile, la Universidad Católica del Norte, la Universidad de Antofagasta, la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria (CAMCHAL) y la Fundación Chile, además del apoyo del programa Innova Chile de Corfo. Su función es servicios tecnológicos especializados; realización de diagnósticos de brechas tecnológico-productivas y de innovación; mejoramiento de procesos productivos y logísticos mediante la aplicación de innovación y tecnología; patentamiento industrial; gestión de pruebas industriales en faenas mineras, y asesoría en formulación de proyectos de innovación para apalancar recursos públicos y/o privados, entre otras labores. Estas labores serán efectuadas por las universidades y centros de investigación asociados al CET, es decir, el centro actuará como un nexo que permita el encuentro de las empresas y las instituciones académicas que implementarán las soluciones tecnológicas, ya sea creando líneas de investigación o aplicando desarrollos ya en curso. Todo orientado a que tales empresas respondan a las necesidades y requerimientos de los principales desafíos de la industria y se conviertan en empresas de clase mundial.

El CET opera en dos ciudades: Antofagasta, para atender las necesidades de las empresas del norte del país, y Santiago, para trabajar con las empresas del sector centro. De hecho, el pasado 4 de mayo se realizó la primera presentación del CET en la ciudad nortina, con el objeto de darse a conocer oficialmente a las empresas de esa área de Chile. El evento del miércoles estuvo orientado a las empresas de las regiones Quinta, Metropolitana y Sexta.

El evento contó con presentaciones del mismo CET, del Programa Nacional de Minería Alta Ley (representado por su presidente ejecutivo, Mauro Valdés, quien habló de la hoja de ruta tecnológica del programa para los próximos 20 años) y del AMTC, que presentó casos de éxito de trabajo conjunto con la industria minera en el área de automatización y robótica, a cargo del investigador Rodrigo Asenjo.

Patricio Lazcano, Director Ejecutivo del CET.

Patricio Lazcano, Director Ejecutivo del CET.

“Invitamos a estimular la competitividad en las empresas proveedoras de la minería a través de un diagnóstico que podamos incorporar al interior de dichas empresas, y así puedan ver una oportunidad de mejora a través de una transferencia tecnológica o innovación en algunos de sus procesos, ya sean productivos o de servicio, que brindan a las empresas mineras. El CET es un vínculo fundamental entre la industria y la academia, quienes están permanentemente buscando nuevas ideas en el mundo del conocimiento”, expresó Patricio Lazcano, Director Ejecutivo del CET.

“El CET es necesario porque lamentablemente existen fallas de mercado, que provienen de que las empresas tienen toda la información existente ni todas las estructuras para sobrevivir adecuadamente en el mercado y muchas de ellas tienen debilidades. El CET se hace cargo de ello, acompañando a las empresas en el diagnóstico previo para entender dónde está esa debilidad y cómo podemos ayudarlas”, añadió.

El Dr. Willy Kracht, Subdirector del AMTC, se extiende sobre este tema: “Uno puede hacer un análisis sobre las capacidades que tiene la universidad de tener un impacto real en industrias específicas o en desarrollos. Uno incluso podría decir que no es el giro de la universidad el implementar los desarrollos, entonces se genera una brecha entre las capacidades intelectuales, capacidades de investigación y desarrollo que hay dentro de la universidad, y la posibilidad real de que esto se transforme en una acción concreta en la industria. A pesar de que están todos los elementos, falta un catalizador que junte la brecha. Están los proveedores, está nuestra universidad, las universidades de regiones, está la necesidad de la industria, pero por alguna razón esto no avanza tan rápido como uno esperaría. Hace falta un punto de encuentro y colaboración y eso es lo que yo veo en el Centro de Extensionismo: encuentro. El encuentro es necesario para generar confianzas y desde la confianza se produce colaboración. Y una vez que la colaboración ha ocurrido se salva esa brecha que hay entre lo que se desarrolla en la universidad y lo que la industria necesita. Y lo que me parece más interesante es que en el proceso se incorporan los pequeños proveedores que no necesariamente tienen un acceso fluido a los desarrollos de las universidades.”



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *