Go to Top

Nuevos doctores en ingeniería de minas

Nuevos doctores se suman a la lista de graduados del Programa de Doctorado en Ingeniería de Minas que imparte la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas. Se trata de Manuel Reyes, Enrique Jelvéz y Gonzalo Díaz.

Manuel Reyes rindió su examen el 7 de julio, es ingeniero civil matemático de la Universidad de Chile y afirma que el fin del proceso significa “una sensación de tranquilidad, después de mucho sacrificio familiar y laboral, pero también una oportunidad para avanzar en temas de desarrollo e investigación que, ciertamente, hubiesen sido imposible sin el doctorado”.

Luego de algo más de cinco años de investigación con el tema “Operative mine planning, design and geological modeling: integration based on topological representations”, rindió satisfactoriamente su examen de grado ante la comisión conformada por los profesores Xavier Emery, Rafael Epstein, Brian Townley, Eduardo Moreno y José Saavedra.

Manuel Reyes

Manuel Reyes

– ¿Nos podrías describir en qué consistió la investigación realizada?

– En el contexto de planificación minera de largo plazo, formulé la necesidad de automatizar y optimizar el diseño operativo de minas de superficie. Esto pues, aunque los algoritmos y softwares de optimización actuales son precisos y rápidos (horas), la etapa siguiente de diseño es manual y muy lenta (meses). En forma similar, que los modelos geológicos a partir de datos de sondajes pueden también automatizarse e independizarse de juicio experto. Finalmente propuse herramientas para resolver estos problemas en un esquema común de objetos paramétricos y operadores de geometría estocástica.

– ¿Qué representa para tu trayectoria profesional haber obtenido el doctorado?

– Me abre muchas oportunidades, tanto en mi trabajo actual como académico en la Universidad de Talca en la Escuela de Ingeniería de Minas, como de más desarrollo fuera de Chile en ciencia e industria.

– ¿Qué viene ahora en tu vida laboral?

– Pretendo profundizar mi tema y publicar en medios científicos. También llevar a nivel software comercial el desarrollo teórico de mi tesis. He planificado seguir un postdoctorado en Alemania, durante el verano del 2019. También me interesa aportar a la divulgación, particularmente publicando en medios masivos sobre distintos tópicos de la minería.

Por su parte, Enrique Jelvéz y Gonzalo Díaz tuvieron como guía en sus respectivas investigaciones al profesor Julián Ortiz.

Enrique Jélvez es Ingeniero Civil Matemático de la Universidad Técnica Federico Santa María y graduado del Programa de Doctorado en abril de este año. Llegó al Departamento de Ingeniería de Minas de la Facultad por la oportunidad de un tema de tesis de matemáticas aplicadas en minería. Los buenos resultados obtenidos motivaron a Enrique a postular al doctorado en 2012, momento en el que se incorporó al Laboratorio de Planificación Minera Delphos para trabajar en temas de optimización del proceso de extracción en minería de rajo abierto. Posteriormente, los profesores Ortiz y Nelson Morales se sumaron como guías de la investigación.

Enrique Jélvez

Enrique Jélvez, al centro.

Su tesis de doctorado se tituló “Metodología Multietapa para la Planificación de la Producción de Largo Plazo en Minas a Rajo Abierto Bajo Incertidumbre Geológica”. En ella se presentan nuevos modelos para las etapas de pit final, selección de fases y agendamiento temporal de la extracción, los que permiten incorporar de manera explícita la evaluación del riesgo en cada una de ellas, ayudando a su vez en la generación de planes de producción más robustos.

“Al terminar este proceso solo puedo dar gracias de las oportunidades brindadas, tanto del laboratorio Delphos, del DIMIN y del AMTC, donde en lo profesional se hace investigación de primer nivel y, en lo humano, conocí excelentes personas e hice grandes amigos”, destaca. Asimismo añade que su anhelo es “continuar un postdoctorado, con el fin de consolidar mi investigación y extender las redes de colaboración con otros centros e investigadores del mundo. Al terminar un Doctorado estás en una etapa muy prolífera, pues muchas ideas salieron anexas a la investigación principal. Por esa razón hay que aprovechar al máximo de aterrizarlas y concretarlas”.

Respecto del trabajo que realizaron los alumnos, el profesor Ortiz destaca que para él fue un placer trabajar con ambos “y estoy seguro de que continuarán aportando en investigación con nuevas ideas y con la actitud positiva que los ha caracterizado”.

Explica que Enrique Jélvez desarrolló una tesis que integra temas de incertidumbre en recursos y planificación minera. “Enrique propuso una metodología integrada de optimización de planes mineros que funciona sobre distintos horizontes de tiempo, es decir, a diferencia de las metodologías tradicionales, donde se optimiza el largo, mediano y corto plazo de manera separada, aquí se integra el pit final, las fases y el corto plazo, y se incorpora el tema de incertidumbre en recursos, a través del uso de simulaciones de la distribución espacial de leyes”, explica.

Y añade que Enrique trabajó de manera muy autónoma y propuso muchas ideas interesantes. “Pudo hacer una estadía corta en Canadá, en la University of Alberta, y antes de terminar su tesis ya tenía varias publicaciones. En el plano más personal, la experiencia de trabajar con Enrique fue muy buena, porque él tiene un gran interés por aprender y por proponer cosas y es muy riguroso en su acercamiento a los problemas y a buscar soluciones, además de tener un trato muy cortés con todos sus compañeros y profesores”. 

Gonzalo Díaz es ingeniero civil electricista de la Facultad y obtuvo en mayo pasado el grado de Doctor. Su trabajo de tesis lo realizó en el laboratorio ALGES, el cual se tituló “Geological Characterisation and Modelling Using Image Texture”. En este se presentan metodologías para la clasificación de texturas de roca, como también para la simulación de fenómenos espaciales en base a modelos de referencia visuales.

Gonzalo Díaz

Gonzalo Díaz, al centro con corbata roja.

“Me gustó mucho realizar el doctorado. Fue una etapa en que, además de aprender cosas completamente nuevas, representó un bonito desafío a nivel personal. Me quedo con la grata sensación de haber podido colaborar en un problema multidisciplinario, como también de las diferentes personas que conocí en este proceso. Me siento muy agradecido del apoyo de ALGES, DIMIN, BHP-Billiton y AMTC, por haber puesto su granito de arena en este trabajo, como también a todas las personas que estuvieron directamente involucradas en el trabajo, como fue la comisión y en especial a mi profesor guía Julián Ortiz”.

Por su parte, Julián Ortiz indica que Gonzalo desarrolló una tesis relacionada al uso de información visual en la caracterización geológica para la evaluación de recursos, en particular enfatizando el análisis de texturas, “que tiene importancia en dos ámbitos un poco distintos, pero que forman parte del mismo gran problema”. Explica que, en primer lugar, las texturas son importantes en la caracterización de las rocas, porque están asociadas a la génesis de la roca, a su condición y a su desempeño al ser sometida a distintos procesos físicos y químicos, por ejemplo, en relación a la energía requerida para fragmentarla.

“Por otro lado, la textura es importante en geoestadística, porque está en la base de los métodos más modernos de simulación que existen, para caracterizar la distribución espacial de distintos atributos. Es así como las técnicas de simulación basadas en patrones o múltiples puntos, son esencialmente, métodos de simulación de textura”, dice.

Gonzalo trabajó en estos temas proponiendo métricas para “medir” texturas, de modo de clasificar testigos de sondajes a partir de fotografías y así enriquecer la base de datos geológicos. Asimismo abordó el desarrollo de un método de simulación de múltiples puntos, basado en síntesis de texturas, mediante la optimización de la energía de la imagen.

“Ambos son aportes muy importantes en esta área. Gonzalo también tuvo la oportunidad de hacer una estadía corta de investigación en Australia, en la University of New South Wales y publicó algunos resultados antes del término de su Doctorado. En lo personal, Gonzalo ha demostrado un gran interés por hacer investigación y siempre ha respondido a los desafíos en los que se ha involucrado”, concluye el profesor Ortiz.

Fuente: Comunicaciones DIMIN



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *