Go to Top

Aprobada la creación de un centro de pilotaje para tecnología minera

El recientemente creado Centro Nacional de Pilotaje y Validación Tecnológica para la Minería (Mining Technology Testing Center, M2TC), es una iniciativa cuyo objetivo principal es detectar, promover y contribuir al desarrollo de nuevas tecnologías para la minería, las que serán evaluadas bajo condiciones cercanas a la escala real en sitios de pruebas afines mediante metodologías, capacidades y competencias técnicas que permitirán validar productos innovadores, de alto valor y potencial de mercado. De esta forma, se podrá proporcionar una certificación que sea reconocida por el sector minero y acelere la adopción de dichas tecnologías en el mercado.

En términos institucionales, el proyecto que establece el M2TC creará un centro nacional independiente, que aportará nuevas capacidades físicas y humanas con foco en servicios de pruebas a escala piloto y validación tecnológica para la minería. Esta iniciativa es cofinanciada por CORFO a un plazo de 10 años, contempla desarrollo de actividades en siete regiones de Chile y lo conforma un consorcio de cinco entidades: Universidad de Chile, Universidad Católica de Chile, Universidad Federico Santa María, Universidad de Antofagasta y la asociación de empresas proveedoras para la minería, Minnovex. El centro es dirigido por el profesor Dr. Leandro Voisin, investigador del AMTC y académico del Departamento de Ingeniería de Minas de la FCFM.

Dr. Leandro Voisin.

Dr. Leandro Voisin.

El Dr. Voisin detalla qué necesidades son las que este Centro busca satisfacer: “Una de las grandes limitaciones que tiene el desarrollo tecnológico en la industria minera es la falta de sitios de evaluación a escala piloto que permitan probar y diagnosticar productos bajo condiciones controladas, reduciendo el riesgo de la adopción tecnológica temprana y el costo de falla asociados con un efecto negativo en la productividad a escala industrial.  El Centro busca facilitar la actual y engorrosa gestión de la validación de una tecnología mediante la habilitación de sitios preparados para la ejecución de pilotajes, asistida por una plataforma adaptativa de trabajo, con capacidades y competencias objetivas de rápida disponibilidad, con protocolos y metodologías estandarizadas y certificadas, basadas en el más alto nivel del conocimiento existente en cada materia y que den garantías a la minería a nivel global. El Centro permitirá reducir los tiempos de desarrollo y adopción de una tecnología, controlando la incertidumbre de pruebas industriales y transformando una tecnología con potencial de alto riesgo a una probada y certificada, bajo condiciones de operación iguales o cercanas a la real, con una propuesta de valor cuantificada”.

Por estos días el Centro está inmerso en el trabajo de implementación institucional, con un comité operativo a cargo de la formación organizacional y estructural de capacidades. Se está trabajando en la definición del portafolio de proyectos y evaluando algunas iniciativas ya recibidas. Durante sus primeros tres años las capacidades instaladas del M2TC se focalizarán en concentración de minerales, hidrometalurgia, planificación/operación minera y smart mining. La infraestructura de los sitios de prueba se materializará mediante tres mecanismos: instalaciones desescaladas, circuitos industriales monitoreados e instalaciones modulares. El Centro cuenta además con convenios en sitios de pruebas relacionados a las áreas de relaves, fundición y refinería, los que serán abordados en una etapa posterior por su alto costo y parcial madurez de productos afines.

El M2TC tiene también claros los aportes que esperar brindar a la industria minera: “El Centro articulará sitios de prueba para validación tecnológica, actuará como ente consultivo y referente en materias de dicho ámbito, promoverá protocolos y estandarizará métodos, desarrollará capacidades y competencias específicas en materia de pilotaje y validación tecnológica, entre otras actividades de impacto en la industria. El Centro espera así activar y acelerar el desarrollo de soluciones tecnológicas para la minería en Chile, incentivando la innovación, el emprendimiento y el desarrollo de una extensa red de colaboración de actores relevantes del ecosistema minero, como son compañías mineras, empresas proveedoras, centros de tecnológicos y de investigación nacionales y extranjeros, instrumentos de Estado, CORFO, entre otros”, explica el Dr. Voisin. “Esperamos ser reconocidos por la industria minera en Chile como un centro referente, responsable, comprometido y exitoso que contribuye a la interacción virtuosa de proveedores con la gran minería, y ser un catalizador sostenible de desarrollo y validación tecnológica para la minería en Chile y el mundo”.

Respecto al vínculo con los centros académicos de investigación y desarrollo, el Dr. Voisin concluye: “Nuestro Centro representa un polo de atracción concreto y robusto de sinergismo entre la academia y la industria minera; hoy en día hay un importante nicho de productos tecnológicos desarrollados en nuestras universidades y centros de investigación que requieren el impulso del escalamiento y validación para su posterior inserción responsable a la industria. En el ecosistema particular de la Casa de Bello trabajaremos junto al Advanced Mining Technology Center (AMTC), Center for Mathematical Modeling (CMM), Solar Energy Research Center (SERC) y el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (IDIEM)”.

En la formulación de la propuesta de formación del M2TC participaron los siguientes investigadores del AMTC: Raúl Castro, Mauricio Correa, Humberto Estay, José Hernández, Willy Kracht, Julio Ossandón, Camila Pizarro, Javier Ruiz del Solar, Brian Townley, María Elena Valencia y Leandro Voisin, además de Rodrigo Cortés, gerente de transferencia tecnológica del AMTC, y Renée Kellinghusen, secretaria de la Dirección del AMTC.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *