Go to Top

Conociendo a las investigadoras del AMTC

Queremos presentar aquí algunas de las investigadoras femeninas del Advanced Mining Technology Center y preguntarles cómo ha sido su camino en una Facultad (y sobre todo en una disciplina) donde tradicionalmente hay predominio masculino.

Sin duda, el área de las ciencias es una de las tantas en que se ha visto un progresivo aumento de presencia femenina con el correr del tiempo. La incorporación de mujeres a carreras científicas es un tema de importancia para la FCFM, a la que el AMTC pertenece, lo que se refleja en los resultados de su Programa de Ingreso Prioritario de Equidad de Género: en 2013 el ingreso de mujeres representó un porcentaje de 20%; cifra que en 2018 aumentó a un 32,8% de la matrícula. En cuanto al AMTC, el porcentaje de mujeres investigadoras es de 14,6% (1).

Hablamos con algunas de nuestras investigadoras para saber cómo ha sido el camino que han recorrido en el área de las ciencias y la academia en un contexto global en el que las mujeres tienen más dificultades para alcanzar los mismos logros, estatus y derechos que sus pares masculinos. Con puestos de responsabilidad docente en algunos casos, y líderes de equipos de investigación en otros, nos contaron con qué muros se han topado y qué hace falta para eliminarlos.

 

Andreina García

La doctora García es PhD en química y ha concentrado su trabajo en nanotecnología. Ha diseñado un sistema de desalinización de agua usando membranas con bactericidas, un sistema de remoción de arsénico desde agua mediante tecnología solar y actualmente encabeza un proyecto Anillo para utilizar nanopartículas de cobre en tecnologías emergentes.

-¿Qué la motivó a seguir una carrera científica?

-Luego de mi formación a nivel de pregrado como ingeniero químico, fui reclutada por la universidad donde cursaba estudios en mi país (Universidad de Oriente, Venezuela) para formarme como docente-investigador de dicha institución. Esto me abrió las puertas a postular y adjudicarme becas estatales que permitieron hacer estudios de cuarto nivel como maestría y doctorado, lo que terminó de despertar mi interés por el mundo de la ciencia aplicada. En estos estudios me formé de la mano de académicos de trayectoria internacional, iniciando una carrera científica y una línea de investigación dirigida en aquel momento al tratamiento de aguas asociadas a la industria del petróleo. A mi llegada a Chile y en específico a la Universidad de Chile, esta carrera ha sido fuertemente fortalecida con el desarrollo de una línea de investigación pertinente a las necesidades del país, dirigida al desarrollo de nuevas tecnologías para el tratamiento de aguas asociadas al proceso minero. Esto me ha permitido continuar en este crecimiento profesional el cual inicié hace casi seis años como postdoctorada y ahora como investigadora asociada del AMTC.

 

-A nivel macro (academia, sociedad, comunidad científica, etc.), ¿qué temas cree usted que están pendientes (o qué debería hacerse) para lograr una mayor paridad entre científicos y científicas?

-Pienso que el tema “paridad en general”, no debería ni siquiera ser un tema. Los espacios deben ser dados por igual para ser desempeñados por la mujer tanto como por el hombre. Dar más espacio, y sin temores, a mujeres competitivas en roles que normalmente han sido atendidos por hombres debería ser absolutamente normal. Pero para eso como sociedad hay muchas cosas que deben ser mejoradas. En el momento que la sociedad en general acepte que no hay diferencias por el género para el desempeño de cualquier actividad, en ese momento la paridad dejaría de ser un tema y eso pasa por educar a la sociedad para que esto se logre.

 

Katja Deckart

La profesora Deckart es geóloga con un PhD en ciencias de la Tierra y además es la primera mujer Directora del Departamento de Geología de la FCFM. Sus trabajos de investigación están relacionados a la geocronología y geoquímica isotópica.

-¿Qué la motivó a seguir una carrera científica?

-Mi interés en trabajar, estudiar e investigar sobre temas geo-científicos. Para mí la combinación docencia e investigación es bien atractiva, por esto me quedé en la Universidad.

 

A nivel macro (academia, sociedad, comunidad científica, etc.), ¿qué temas cree usted que están pendientes (o qué debería hacerse) para lograr una mayor paridad entre científicos y científicas?

-No promover ambientes de competencia, donde uno trabaja uno contra el otro. Sería mucho más provechoso trabajar en equipo. Para esto, el ego de muchos hombres científicos (¡no todos!) debería “normalizarse”. Muchos hombres (científicos) piensan que saben todo y son los mejores, aunque no es así. Esto es solamente respecto a mi experiencia aquí en Chile. No he tenido este sentimiento en Canadá donde he hecho dos postdoctorados en un ambiente de investigación y trabajo equilibrado sin odio ni envidia. Debería ser algo cultural y/o educativo aquí en Chile.

 

Denisse Pasten

La profesora Pasten es PhD en física por la Universidad de Chile y docente del Departamento de Física de nuestra casa de estudios. Se especializa en física teórica y sistemas complejos y ha colaborado en varias publicaciones sobre sismología, en las que comparte crédito con la Dra. Diana Comte. Además este semestre está a cargo del curso de Física de los alumnos de la carrera de Pedagogía en Matemáticas y Física. “Considero esto de gran importancia ya que ellos serán profesores y tendrán una gran influencia sobre un amplio espectro de adolescentes”, cuenta.

-¿Qué la motivó a seguir una carrera científica?

-La primera motivación que yo tuve fue gracias a un eclipse solar que se vio en el norte de Chile. Yo lo vi por televisión y vi a un astrónomo saltar de alegría mientras el fenómeno ocurría. En ese momento mi pensamiento fue el siguiente: “Él es feliz, por lo tanto yo debo estudiar astronomía para ser feliz como él”. Así, comencé a leer mucho sobre astronomía y mis padres alentaban esta pasión que surgía en mí. Cuando empecé la enseñanza media, tuve un gran profesor de física que me motivó a estudiar ciencias. Fue gracias a él que finalmente elegí física.

A nivel macro (academia, sociedad, comunidad científica, etc.), ¿qué temas cree usted que están pendientes (o qué debería hacerse) para lograr una mayor paridad entre científicos y científicas?

-Para mí es súper claro que falta motivación en la etapa escolar. Yo fui afortunada, ya que mis papás y mis profesores siempre me motivaron a continuar con mi pasión y jamás me dijeron que no siguiera una carrera científica porque era mujer. No es la suerte de muchas niñas o adolescentes. El prejuicio de que las mujeres simplemente no se interesan por cierto tipo de carreras es eso: un prejuicio. Si no se interesan es porque alguien las desmotivó, les dijo que eso no era para ellas, que mejor se queden en la casa o que se dediquen a otra cosa. Yo soy madre y científica y, aunque ha sido un camino difícil, estoy acá como académica de la Universidad de Chile. He visto cómo ha crecido el número de mujeres que ingresa a carreras científicas y creo que, de a poco, vamos a ser cada vez más y podremos ocupar más cargos académicos o en empresas. Todavía queda un largo camino por recorrer, pero nosotras estamos aquí para decir a las alumnas “si yo pude, tú también puedes”.

 

Daniela Pollak

Daniela Pollak es ingeniera civil con mención geotecnia de la PUC, jefa de proyectos de minería en la empresa de ingeniería Arcadis y desde 2017 cursa el magíster en minería en nuestra Universidad. Actualmente realiza su tesis en ensayos de compresión con estimación de comportamiento post-peak en probetas de roca bajo la tutela del profesor e investigador titular del AMTC Javier Vallejos.

-¿Qué la motivó a seguir una carrera científica?

-Principalmente la manera de observar el mundo, querer entender cómo funcionan las cosas, creo que fue algo inspirado por mi papá.

A nivel macro (academia, sociedad, comunidad científica, etc.), ¿qué temas cree usted que están pendientes (o qué debería hacerse) para lograr una mayor paridad entre científicos y científicas?

-Me parece que un tema fundamental está asociado a la empatía de género. En la medida que estemos dispuestos a escucharnos y valorarnos la paridad debiese darse por sí sola.

—————

(1) Esto, considerando sólo a las que tienen categoría de titulares, docentes y asociadas. Si incluimos a los estudiantes de doctorado y magíster de nuestro Centro, el porcentaje crece a 19,2%.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *