Go to Top

AMTC propone soluciones colaborativas humano-robot para avanzar en la automatización de la minería

El Director Ejecutivo del Advanced Mining Technology Center (AMTC), Javier Ruiz del Solar, fue uno de los oradores esta mañana en la conferencia MiningTech South America, evento organizado por Spire Events y patrocinado por nuestro Centro, en el que se presentaron y discutieron los últimos avances tecnológicos para el sector minero.

En su alocución, centrada en los aportes que la automatización y la robótica hacen en la minería, el Dr. Ruiz del Solar destacó que Chile ha sido pionero en incorporar automatización en las faenas mineras, resaltando que fue nuestro país el primero a nivel mundial en utilizar camiones autónomos y vehículos LHD semiautónomos en algunas minas de Codelco.

Ante la pregunta de cuándo será posible que las labores de una mina sean completamente automatizadas, sin personas en el lugar, el Dr. Ruiz del Solar reiteró que no será viable sin al menos 20 años de desarrollo tecnológico: “No es posible aún pensar en que va a haber una mina en la que las personas van a estar afuera y adentro va a estar lleno de máquinas tomando decisiones, cargando material, haciendo tronaduras, haciendo perforaciones o mantenimiento, o reaccionando ante fallas mecánicas”. Para eso, antes es necesario lograr tres objetivos: que los robots puedan tomar decisiones en ambientes altamente dinámicos y cambiantes, que sean capaces de seguir visualmente muchos elementos o personas en ambientes de visibilidad limitada y que sean capaces de realizar tareas de complejidad media o alta, como por ejemplo manipulación de explosivos.

Para llegar a las soluciones, el AMTC propone desarrollar sistemas colaborativos: una máquina autónoma que funcione en forma flexible, colaborativa y sinérgica: “La idea es que se automaticen las tareas que las máquinas ya puedan hacer de forma autónoma y mejor que un humano, y que el operario entre en acción en labores que la automatización aún no pueda resolver”, explicó.

Esto plantea, según el Dr. Ruiz del Solar, tres desafíos: lograr una interacción 100% segura, diseñar un sistema distribuido de sensores (que tanto las máquinas como los humanos compartan la tarea de percibir información del ambiente, en especial cuando el robot, por su ubicación, tenga dificultad para hacerlo) y que exista ayuda humana en tareas muy complejas para el robot.

El AMTC ha diseñado una metodología de desarrollo para lograr estas metas, la que incluye software de simulación realista, trabajo en modelos a escala, pruebas en entornos similares al ambiente real y finalmente pruebas en dicho entorno real. Como ejemplo, el Dr. Ruiz del Solar mencionó el desarrollo en nuestro Centro de un LHD con carguío colaborativo. En este trabajo los investigadores del AMTC han estudiado la forma en que los operadores de dichos vehículos trabajan; han determinado poner sensores en las piezas de la maquinaria que se mueven y hacen los esfuerzos, y proponen modelar, vía escáneres, los puntos de extracción de roca. Sobre este último punto el Dr. Ruiz del Solar informó que el AMTC está trabajando en un sistema en que el LHD puede usar aprendizaje profundo (deep learning) para analizar, en milisegundos, las rocas de un punto de extracción y determinar si son muy grandes para su pala y por ende si necesita ayuda de un operador humano.

Finalmente, el Dr. Ruiz del Solar anunció que en los próximos meses comenzará una importante fase de pruebas del trabajo del AMTC en un LHD, con el apoyo de la empresa GHH.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *