Go to Top

Dra. Andreina García: “Con el prototipo de SolArsenic logramos remover hasta el 98% del arsénico presente en las aguas”

La Dra. Andreina García, investigadora del Advanced Mining Technology Center, fue una de las exponentes del taller y conversatorio “Presencia de arsénico en aguas de Chile y sus implicancias”, organizado por el Departamento de Ingeniería Civil de la FCFM. En dicha instancia participaron también especialistas de los sectores académico, público y privado, quienes presentaron diversas aproximaciones al problema de la presencia de arsénico en aguas para consumo humano.

En su presentación, titulada “Remoción de arsénico mediante fotocatálisis heterogénea”, la Dra. García detalló las características del sistema SolArsenic, diseñado para remover este elemento utilizando un novedoso nanomaterial fotoactivo. Dicho desarrollo está orientado a comunidades rurales por su bajo costo y actualmente se encuentra en etapa de prototipo.

SolArsenic se basa en un nanomaterial que reacciona en presencia de luz solar y que puede transformar el arsénico III, de alta toxicidad, en arsénico V, de menor toxicidad y más fácil adsorción.

Luego, este arsénico es adsorbido por el mismo material fotoactivo y así se elimina del agua. Esta doble capacidad (conversión mediante fotooxidación, y adsorción del arsénico) es una de las novedades de SolArsenic, pues en otros sistemas estos procesos son hechos por dispositivos separados.

“Existen distintas tecnologías disponibles para esta tarea, pero pueden llegar a ser complejas de operar e insuficientes cuando se tiene la presencia de especies de arsénico que no son tan fáciles de remover por estos métodos”, informó la Dra. García, quien añadió que no hay en este momento una tecnología líder en remoción de arsénico, lo que abre oportunidades para desarrollar soluciones nuevas.

“Con nuestro prototipo construido, a escala de laboratorio, demostramos que logramos remover hasta el 98% del arsénico presente en las aguas. Esto también lo hicimos para una concentración elevada de 5.000 ppb (partes por billón) y logramos incluso calidad de 8 ppb, lo que se considera agua potable. Y estos resultados son escalables a volúmenes de plantas reales”, destacó la investigadora.

La Dra. García comentó que su equipo de trabajo está abordando una segunda etapa del proyecto para responder la pregunta de qué hacer con el material usado y con el arsénico encapsulado resultante de la remoción: “Una posibilidad puede ser regenerar el material y reincorporarlo en un segundo ciclo consecutivo de remoción, lo que haría posible reutilizarlo. También proponemos estabilizar con sales inorgánicas el arsénico V removido, para obtener un concentrado que es desecho, pero inocuo para el medioambiente”. Añadió que en el futuro esperan probar SolArsenic con aguas reales gracias a una cooperación con la empresa Aguas Altiplano.

El taller “Presencia de arsénico en aguas de Chile y sus implicancias” contó también con la participación de Mónica Musalem, jefa del Departamento de Conservación y Protección de Recursos Hídricos de la Dirección General de Aguas; Catterina Ferreccio, académica de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile; Gerardo Ahumada, de Ifarle Consultores; María Pía Mena, del grupo empresarial Aguas Nuevas, y la Dra. María Teresa Alarcón, jefa del Departamento de Medio Ambiente del centro de investigación CIMAV, unidad Durango, México. La actividad fue el evento de cierre del proyecto FONDECYT sobre utilización de humedales para remover arsénico y otros metales desde el agua, dirigido por la Dra. Katherine Lizama, quien también ofició como anfitriona del evento.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *