Go to Top

Diego Hernández, presidente de Sonami: “AMTC puede jugar un rol importante en la transferencia de conocimientos y tecnologías a la pequeña minería”

En entrevista exclusiva con el AMTC, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería se refiere a la necesidad de los pequeños productores mineros de contar con tecnología avanzada para mejorar su seguridad y eficiencia, y al trabajo conjunto que el AMTC está realizando para modernizar dicho sector.

Hace dos años, el Advanced Mining Technology de la Universidad de Chile identificó a la pequeña minería como uno de sus principales grupos objetivos, al comenzar un intenso trabajo para apoyar al sector con nuevas tecnología para incrementar su eficiencia, seguridad laboral y rentabilidad. Con el objeto de conocer in situ las necesidades tecnológicas de ese tradicionalmente postergado sector de la industria -que cuenta con recursos insuficientes y acceso limitado a créditos- y fortalecerlo mediante soluciones tecnológicas útiles e innovadoras, el AMTC ha establecido una poderosa alianza estratégica con la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI), la que agrupa a numerosos pequeños productores.

Presentación de proyectos AMTC ante pequeños productores mineros de Sonami.

Esta relación colaborativa se forjó oficialmente a mediados de 2019 y hasta la fecha ha producido importantes iniciativas, como los dos proyectos de ejecución rápida diseñados por el AMTC específicamente para la pequeña minería: el primero busca ahorrar costos mediante la creación de una planta compacta y portátil para procesar en la mina el mineral extraído antes de transportarlo a otra planta o para la venta; el segundo pretende aportar al proceso de identificación de oro en las extracciones de los pequeños productores, mediante tecnología de imágenes hiperespectrales.

Otra de las iniciativas impulsadas por el Centro es una serie giras indagatorias a faenas mineras por parte de investigadores del AMTC, realizadas en diciembre de 2019 y marzo de 2020 a un total de siete minas y plantas de las regiones de Coquimbo y Valparaíso, y en las que se obtuvo valiosa información sobre las necesidades de los pequeños productores en cuanto a eficiencia, seguridad, exploraciones y sustentabilidad ambiental. En ambas salidas a terreno, junto a la gerencia técnica de la SONAMI, participaron más de 30 profesionales del AMTC, provenientes de distintas disciplinas.

Visita del AMTC a faena minera de la Región de Valparaíso.

Este trabajo conjunto, a la luz de las necesidades tecnológicas de la pequeña minería, es analizado aquí por el presidente de SONAMI, Diego Hernández.

-¿Cree usted que la ciencia aplicada al sector minero puede ser un factor relevante para la generación de proyectos aún más responsables con la seguridad de los/las trabajadores y con el medio ambiente (en toda escala productiva)?

-La ciencia aplicada o la investigación aplicada con fines productivos constituyen un factor esencial para el desarrollo minero sustentable y competitivo de nuestro país. Los desafíos que enfrenta la industria y sus proyectos frente al fenómeno del cambio climático, el uso de energía limpias y la disponibilidad de recursos hídricos plantea la necesidad de buscar nuevas soluciones a partir del conocimiento, la innovación y la transferencia tecnológica bajo altos estándares de salud y seguridad de los trabajadores, y sustentabilidad ambiental. La Sociedad Nacional de Minería comparte estos desafíos que se encuentran priorizados en la “Hoja de Ruta de la Minería al 2035”, instrumento que guía nuestro esfuerzo en estos ámbitos.

-¿Cómo evalúa usted la colaboración entregada por el AMTC en la búsqueda de soluciones tecnológicas para la pequeña minería (dos proyectos en ejecución y programa de visitas a terreno)?

-Nuestra evaluación es muy positiva ya que ha generado un espacio de trabajo conjunto que ha motivado a ambas partes. La pequeña minería si bien realiza principalmente labores de carácter extractivo, también plantea desafíos importantes en cuanto a productividad, seguridad, gestión operacional y eficiencia energética. Luego la incorporación de mejoras a los procesos o de herramientas tecnológicas genera impactos muy significativos.
Valoramos positivamente que el Comité de Pequeña Minería de SONAMI y el equipo del AMTC aborden los desafíos que enfrenta este sector de manera concreta. En este sentido, las visitas realizadas a algunas faenas localizadas en las regiones de Valparaíso y Coquimbo han permitido conocer en terreno sus problemáticas y necesidades.
Como resultado de esto, se trabajó en dos proyectos que consideramos de gran relevancia para los pequeños productores y que contaron además con recursos aportados por el fondo de capital semilla del AMTC. Una de estas iniciativas se relaciona con mejorar la información geológica de los yacimientos mediante una correcta caracterización mineralógica, factor crítico para la productividad de las faenas. El otro proyecto apuntó a estudiar la factibilidad de lixiviar los minerales oxidados de cobre in situ mediante una tecnología orientada a producir cristales de sulfato de cobre aumentando su concentración, permitiendo reducir los costos de transporte de los minerales hasta las plantas de beneficio. Este ítem es significativo para el productor por lo que también es un proyecto de gran interés para la pequeña minería.

Visita del AMTC a faenas mineras de la Región de Coquimbo.

-Considerando las condiciones en las que se inserta la pequeña minería, ¿cree que la ciencia puede ser un verdadero aporte en resolver sus principales problemas tecnológicos?

-Sin duda que la ciencia aplicada y la incorporación de nuevas tecnologías en las faenas de pequeña minería constituyen un aporte muy importante para elevar la competitividad y sustentabilidad del sector. Creemos que promover una “pequeña minería 2.0”, puede generar un efecto significativo en la expansión de la actividad estimulando nuevos emprendimientos y la llegada de profesionales jóvenes proyectando la actividad en el tiempo. Luego, AMTC puede jugar un rol importante en la transferencia de conocimientos y tecnologías a la pequeña minería, donde sus operaciones unitarias constituyen verdaderos “laboratorios naturales” de geociencias.

-Si es así, ¿qué faltaría para poder concretarlo en toda la pequeña minería, o en gran parte de ese sector productivo?

-Para concretarlo en toda la pequeña minería es indispensable generar las instancias de diálogo que permitan generar las confianzas y los espacios de colaboración entre los diferentes actores. Es fundamental alinear los intereses en el sentido que la transferencia de tecnologías y la innovación, logre impactos significativos y sustentables a través del tiempo.
En este esfuerzo asociativo, un actor relevante es la Empresa Nacional de Minería (ENAMI), teniendo en consideración el rol que juega en el fomento productivo de la pequeña minería y también como principal comprador de sus minerales. Entregar una materia prima de mejor calidad, en este caso de mejor ley, incrementará los ingresos de los productores y también elevará la productividad de las plantas de beneficio de ENAMI.
En la medida que se logren resultados favorables en este tipo de alianzas, será el mejor incentivo para aumentar el interés por este segmento de la industria minera.

-¿Qué pasos se podrían dar a futuro en la colaboración SONAMI-AMTC?

-Creemos que es importante fortalecer esta relación de trabajo, dando continuidad a los dos proyectos que se han levantado en sus primeras fases, y así poder replicar o llevar los resultados a otros distritos mineros. Adicionalmente, se puede trabajar en la elaboración de una cartera de proyectos como lo ha indicado el director del AMTC, Javier Ruiz del Solar, en las reuniones que hemos sostenido. De esta manera podemos identificar nuevas oportunidades de transferencia tecnológica que puedan ser cofinanciadas haciendo uso de los instrumentos de fomento, fondos concursables públicos o privados, como se plantea en el convenio de cooperación suscrito entre AMTC y la Fundación Tecnológica para la Minería de SONAMI.



Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *