Go to Top

Interoperabilidad en la industria minera

Por el Dr. Javier Ruiz del Solar, Director ejecutivo Advanced Mining Technology Center y Director Ejecutivo de Beauchef Minería

La industria minera ha definido en su Roadmap Tecnológico “Desde el Cobre a la Innovación”, importantes desafíos a ser alcanzados a 2035. Entre éstos destacan incrementar la producción de cobre, manteniendo nuestra posición de liderazgo en el mercado mundial, aumentar la productividad de la industria y fortalecer a los proveedores de la minería, en particular aquellos capaces de exportar tecnología y servicios.

El logro de estos objetivos requiere del desarrollo de políticas públicas que faciliten el trabajo conjunto entre las empresas mineras, sus proveedores y la academia, así como la existencia de bienes públicos como centros nacionales de pruebas y pilotaje de tecnología, y estándares de interoperabilidad de equipos y sistemas.

La interoperabilidad se define como la capacidad que posee un equipo o sistema para interactuar u operar con otros equipos o sistemas, generalmente de otros fabricantes o proveedores. Naturalmente, requiere la existencia de estándares, los cuales norman no sólo interfaces físicas y de software, sino que también las funcionalidades de los componentes.

Industrias que han tenido un rápido desarrollo en las últimas décadas, como la de computación, u otras que son altamente eficientes en sus procesos, como la automotriz, han estandarizado sus componentes y sistemas. La existencia de estándares de interoperabilidad posee múltiples beneficios, entre los que destacan: (i) la especialización de los proveedores, lo cual permite un desarrollo tecnológico más rápido y efectivo, (ii) menores barreras de entrada, lo cual incentiva la aparición de nuevos actores, (iii) mayor competencia en el mercado, que redunda en menores costos, (iv) gestión de activos más eficiente, y (v) mercados abiertos y competitivos.

En la industria minera existe la necesidad de adoptar estándares en prácticamente todos los procesos productivos. Se requiere estandarizar datos, módulos de software, interfaces computacionales, componentes físicos, redes de datos y sistemas físicos y computacionales. A modo de ejemplo, los sistemas automatizados de transporte de mineral, tales como camiones autónomos y LHD semiautónomos, son provistos por los mismos fabricantes de los equipos. La inexistencia de estándares de interoperabilidad entre los sistemas de automatización y los sistemas de control de bajo nivel de dichos equipos, impide que empresas especializadas, distintas a los fabricantes, puedan proveer los sistemas de automatización, lo cual no sólo afecta la competitividad, sino que también reduce el espacio para la innovación, restringiendo que otros actores aporten con nuevos desarrollos tecnológicos.

El establecimiento de estándares internacionales de interoperabilidad permitirá la existencia de un mercado mucho más dinámico de proveedores de sistemas de automatización, muchos de ellos nacionales.

La adopción y/o el desarrollo de nuevos estándares requerirán del esfuerzo conjunto de las empresas mineras y los proveedores de tecnologías para alcanzar los objetivos planteados por el Roadmap de la minería y mantener al país posicionado como un actor relevante a nivel mundial.

Algunos ejemplos de iniciativas que están impulsando el desarrollo de estándares de interoperabilidad en el país son el “Programa Tecnológico para la Creación y Adopción de Estándares Internacionales para Interoperabilidad Minera”, coordinado por Fundación Chile, y el desarrollo de sistemas de automatización interoperables para equipos mineros autónomos por parte del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería de la Universidad de Chile.

 

Columna publicada originalmente en revista Minería Chilena N° 443, 11 de abril de 2018.